BIENVENIDA

jueves, 8 de abril de 2010 en 20:00:00

La carpa estaba lista,
prestos los actores,
preparado el audio,
palabras de bienvenida,
colores precisos, luces,
acomodado el público,
la trama bien tramada,
sólo faltaba la bestia,
indomada, salvaje, recién viva.

Había llegado al circo
la tarde anterior al silencio,
momentáneo silencio
de quién abandona ser libre.

Aplausos, ruido, vítores…
docilidad absoluta…
muere el hombre…

7 comentarios

  1. impresionante!!!
    un abrazo

  2. Eurice Says:

    Hacia tiempo que no te visitaba por razones que no vienen al caso, la cuestión es que he llegado de nuevo hasta aqui, para admirar la belleza de tus poemas.
    Buen fin de semana, un saludo

  3. Liliana G. Says:

    Inquietante poema, que revela la verdadera naturaleza del hombre, la que siempre lo lleva a "estar muerto".
    Me gustó la crudeza de tus versos.

    Un cariño grande.

  4. SIL Says:

    La analogía perfecta del apocalypsis, parece un evangelio apócrifo en versos.

    Pero en éste, no hay chance para el hombre.

    Te felicito.

    Uno de los mejores poemas leídos hasta hoy , paridos por tu pluma.


    Un gran abrazo,
    con mi eterna admiración.

    SIL

  5. La bestia mata al hombre. Combate desigual. Y el circo se revoluciona. Cada espectador tiene un final en su mente.
    Abrazos

  6. Anouna Says:

    Hasta dónde puede llegar el morbo? Seguro hasta la muerte, y todos ríen con una conciencia dormida de muertes anteriores, que los han dejado a todos los espectadores como zombies, de un mal llamado Vida.

    Un poema tremendo, me deja pensando, lo anotaré porque quiero seguir dandole vueltas.

    Miles de Besos para ti Kuban querido.

    Anouna

  7. L.N.J. Says:

    Muy bueno Kuban, impresiona leer este poema.

    Besos.

NO TE VAYAS SIN DEJAR UN COMENTARIO

Blog Widget by LinkWithin
border: dotted #B0171F; 4px;